Kike Payá

Kike Payá

kikelín es el seudónimo con el que Kike Payá (Alcoi, 1965) firma sus caricaturas.

Durante 20 años el retrato y la caricatura fueron su afición, un divertimento que le acompañó hasta que las nuevas tecnologías y una profunda crisis personal lo convirtieron en profesión y motivo de investigación. Kike sostiene que ambas disciplinas persiguen el mismo objetivo: representar pictóricamente la identidad física, el carácter y la historia personal en los rasgos y en la anatomía de un rostro.

La búsqueda de lo que hay más allá de una cara le lleva a cruzarse con la fisiognomía evolutiva y la morfopsicología: estudiar un semblante para encontrar lo que define a su dueño como individual y que contiene su genética, su aprendizaje y sus decisiones vitales.

Ya sea caricatura editorial, publicitaria o artística, los personajes que prefiere retratar provienen de múltiples ámbitos: cine, televisión, historia, política, deporte… Pero es su faceta como caricaturista por encargo la que hasta el momento más le estimula y la que más retos le plantea.

Reside en Segorbe (Castellón).